Arriba y Abajo

Concha_Tejedor-TuCoach-221LLo que vas a leer a continuación puede que te encaje o no, pero es la interpretación más coherente que se me ocurre dar a la descarada impunidad de unos pocos frente a la mayoría, a la falta de sensibilidad y empatía de los que parecen no tener corazón ni sentimientos humanos. La injusticia siempre me ha motivado a reflexionar desde muy pequeña tratando de entender cuál es su origen y en qué consisten las creencias que están bajo este Sistema de funcionamiento, que aún cambiando de nombre, mantiene a la humanidad divida en las mismas dos partes. Los que tienen el poder y los que lo acatan.

¿Recordáis la serie de televisión Arriba y Abajo?….era una producción inglesa donde se mostraban dos estructuras sociales paralelas y la relación entre ambas. Para los que no la conozcáis, imaginad el interior de una casa típica londinense, en el piso de Arriba trascurría la vida de los Señores, y en el de abajo la del personal de servicio destinado al mantenimiento de toda la vivienda en su conjunto y a la vida acomodada del piso Superior. Una misma Casa dividida en dos niveles, dos sociedades distintas con su propio sistema piramidal cada una, con diferentes costumbres, educación, reglas, privilegios, creencias, deberes y derechos establecidos desde el origen de los tiempos. Ambas formas, heredadas por linaje de sangre o dinero, son perpetuadas por sus mismos miembros a través de la trasmisión de padres a hijos de sus particulares creencias. Cada cual conoce como “normal” el mundo en el que nació, aprende y se desarrolla dentro de los objetivos y limitaciones que le son propios según establece la educación recibida en cada una de ellas.

Esta es la idea general que podéis aplicar tanto al micro espacio como al macro, desde lo que ocurre en el interior de un solo individuo (su particular lucha entre mente y corazón), a lo que ocurre en todo el Planeta (Dirigentes sobre ciudadanos). Esto te ayudará a entender con mayor claridad la re-Evolución y la importancia del presente que estamos viviendo, lo que está ocurriendo dentro de ti y lo que estás viendo fuera. La energía del corazón (o reprimido siervo) se está rebelando en cada uno de nosotros, uniéndose, conectando con los demás, y en paralelo todo el Sistema, tratando de ganar los derechos que le corresponden a la prepotente e insaciable mente (o Élite), cuya trayectoria ha demostrado trabajar en exclusividad para su propio ego alejándonos de lo que realmente Somos, de nuestra libertad para elegir, de nuestro poder, y en definitiva de nuestro derecho a vivir en paz.

Es labor de cada uno entender lo que ocurre en su individualidad y tomar sus propias decisiones, aunque es exactamente lo mismo y os aconsejo que lo vayáis asociando con vuestro propio interior, aquí voy a ocuparme solo de exponer mi visión en lo que nos afecta a todos dentro del Sistema más amplio.

A pesar de las diferencias abismales que separan ambas partes, la situación de vivir bajo la misma “Cubierta” obligó a desarrollar un sistema de dependencias que a los que se consideraron los dueños les garantizara la perpetuidad en el control sobre toda la Vivienda para el mantenimiento de su Status Superior. Desde la época de los Faraones hasta nuestros días han cambiado mucho las formas, pero el fondo del funcionamiento no ha variado en nada, algo de lo que ahora nos empezamos a dar cuenta. Aún hoy, el trabajo de Abajo sigue sumiso a los dictados de Arriba, a sus intereses, sus guerras y conflictos, su ansiedad de poder, a sus deseos y caprichos imaginarios. Se duerme cuando ellos duermen, te juegas la subsistencia si no están satisfechos, cuando quieren más y mejor, Abajo se genera una crisis interna. Solo podemos estar tranquilos si Ellos están contentos.

Han generado un Sistema de organización interna para la retroalimentación automática concediendo algunas herramientas a sus sirvientes, otorgando privilegios selectivos entre algunos de estos para el control de todos los demás. Seleccionan, financian y educan personajes a su medida para garantizarse la consecución de sus deseos. Tienen distribuidos por toda la Casa multitud de cortesanos, mayordomos y amas de llaves (diferentes “yoes”) que se ocupan de imponer las órdenes sin que los ordenados lleguen a saber nunca la verdadera Identidad de quién lo manda realmente. Están tan ocultos tras el propio Sistema que ni los más representativos “personajes”, como el Sr. Obama o la Sra. Merkel saben exactamente quienes son tampoco. A mayor “personaje” mayor mentira, mayor ceguera, mayor desconexión, por lo tanto menor sensibilidad. Desde esta INsensibilidad, son los primeros interesados en promover una mano de obra fuerte y cualificada que les garantice beneficios. Esto les obliga a conceder dentro de ciertos límites, el desarrollo y acceso a mejoras sociales y tecnológicas, mientras poseen en exclusividad el control de las mismas (educación, sanidad, banca, religión, medios de comunicación, recursos naturales, y política). Abren y cierran el grifo a voluntad. Para conseguir el máximo rendimiento de su mano de obra cuentan con varias estrategias especialmente diseñadas.

Los “modelos”, ejemplos vivos en otros sirvientes, (famosos, cantantes, actores, políticos, directores, presidentes), que son igualmente personal de servicio como tú o como yo, a los que han encumbrado artificialmente (por eso es imposible explicarse la posición de algunos por méritos propios). Son engañados y utilizados con la intención de hacer creer al resto que cualquier servidor puede aspirar a ser “amo” (con minúsculas). Hay un montón de niveles de “amos”, por comunidades, países, estados y continentes, marionetas ilusas ávidas de poder. Ahora puedo creerme la expresión “vender tu alma al diablo”.

El sistema de competitividad social, la lucha entre iguales, la venta de una misma y falsa “zanahoria” (“el sueño americano”). A través de la selección en los contenidos de las herramientas que nos proporcionan, (educación, religión, comunicación y tecnología), instalan “creencias base”, el sacrificio en el trabajo, necesidades innecesarias, dependencias, consumo, miedos, falsas libertades, aislamiento y marginación social. Con ellas manejan nuestras emociones desde muy temprana edad (contratando sirvientes expertos en psicología), subyugan el inconsciente generando sentimientos de culpa, juicios públicos y televisados, creando un carcelero “natural” en y por cada uno de nosotros como medida de presión para el resto. Con este método no solo nos hacen trabajar más, sino que también nos dividen mejor, desinformando, re-avivando temas de conflicto, manteniéndonos entretenidos enredados en nuestras propias disputas de siervos creando subcapas de diferenciación por niveles socio-económicos y culturales, religiosos y políticos, consiguiendo finalmente un Sistema con un mecanismo interno de auto regulación que nosotros mismos conservamos con todas estas creencias erróneas que nuestro padres nos trasmitieron. Sentimientos de insuficiencia, incapacidad, inseguridad y miedo, clásicas en los que se creen inferiores o menos.

En esto se basa el único y verdadero poder de los Amos (o la mente), nuestra intencionalmente debilitada autoestima nos amenaza y nos crea dependencia, no hacía quién servimos porque aún no hemos podido conocer su Identidad, sino hacía el mismo acto de servir, de hacer. A partir de aquí, el siervo se convierte en su propio esclavo atado a las cadenas del trabajo que realiza, una forma encubierta de esclavitud, la inconsciencia. Como os decía, la base del sistema solo se ha actualizado pero no dista mucho de la antigüedad.

Si hay algún atenuante, hay que decir que la esfera de Arriba tiene la firme convicción de que todo esto es por nuestro bien, porque “los que NO saben” deben ser dirigidos por los creen tener la información y el conocimiento. Sus creencias son tan arraigadas como las nuestras, sienten sus derechos de élite con tanta pasión como nosotros sentimos los nuestros de humanos emocionales, están plenamente convencidos que este es el orden natural y correcto de las cosas. Así, cuando queráis entender su falta de empatía con la Humanidad, mirar dentro de vosotros para comprenderlo, observar la frialdad de vuestra propia mente para con vosotros mismos, su tiranía, su soberbia, el convencimiento que tiene la razón de estar haciendo lo más conveniente para todos a pesar de estar ya más que demostrado que no te hace feliz, los personajes que fabrica para auto engañarse, la falta de valor que hasta ahora le ha dado al principal motor de la supervivencia de todo el Sistema, el individuo, el ciudadano, El Corazón.

Solo ahí encontraremos las soluciones, cuando cada uno y una masa suficiente de personas consigamos resolver nuestro propio conflicto, nuestra propia división interna, la lucha entre nuestras dos diferentes pero dependientes sociedades. Mente y Corazón en comunión sin preponderancia de la una sobre la otra. Entonces, y solo entonces, el Mundo en su conjunto será el reflejo de las personas que viven en su interior, como así ha sido siempre.

¿Lo has entendido?, pues empieza ahora, ya mismo, porque sin ti no lo conseguiremos.

¿Tienes preguntas? http://www.tucoach.info/respuestas-cortas/