Puede que Tú ya estés en otra dimensión

Concha_Tejedor-TuCoach-224LPara los que hayáis leído algo sobre el tema de los cambios de dimensión pero se os escape del entendimiento como si fuera un sueño, aquí os dejo mi traducción práctica, más adaptada a la realidad del día a día como colaboración personal a esa misión que todos tenemos de “acercar el Cielo a la Tierra”. Si prestáramos más atención a la etimología de las palabras sin dejarnos influenciar por la retórica, tardaríamos menos tiempo en entender la verdad que se muestra transparente en lo sencillo. El problema de no hacerlo así es la destructiva falta de confianza en nosotros mismos, en lo que sentimos, esperando que un Otro (milagro o situación ajena) nos lleve al paraíso al que no creemos tener acceso por sí solos. Eso no es así….. ¡¡Podemos por nosotros mismos, claro que podemos!!

El cambio de dimensión es el resultado de un proceso personal. Olvidaos del número porque nos va a dar igual, esas evaluaciones y todos sus derivados no son más que una nueva distracción de la mente, y si estamos distraídos en divagaciones no haremos lo que hay que hacer. Así que donde quiera que sea que estemos cada uno, habrá que pasar por todos los escalones, no hay atajos. Nada ni nadie puede hacerlo por nosotros, y la única forma es ocuparse de estar y hacer dónde estamos y podemos en este momento, en el Aquí y el Ahora. Hasta que no hayamos completado la experiencia anterior no sabremos que estamos en la siguiente.

Pasar a otra dimensión es vivir en una línea paralela de realidad diferente, donde la percepción sobre ti mismo y lo que te rodea ha cambiado, no es necesario volatilizarse. Unos irán pasando y otros se quedarán hasta finalizar el aprendizaje correspondiente, nada tiene que ver que físicamente estén más próximos o menos a nosotros. Convivimos juntos pero en diferentes niveles. No te puedes llevar a nadie contigo si este último no tiene completado su ciclo. Cada cual tiene su personal e intransferible proceso de ascenso. Relaciones, situaciones y personas que antes estaban, dejan de estar, desaparecen de forma activa (vínculos desinflados, pérdidas inexplicables de amistades, de agenda, distanciamiento familiar, imposibilidad de hacerse entender, sensaciones de rareza en los entornos de siempre, aparición de nuevas capacidades e incapacidades en nosotros mismos…). ¿Os suena?… ¿Sentís que os estáis separando “en general”?…..Ocurre cuando nuestra vibración se eleva un tono más alto, más sutil, cuando se libera y pierde la densidad anterior. Con un poco de tiempo y práctica podrás mantenerla, y entonces, habrás cambiado de dimensión. Cuando lo experimentes sin miedo a lo que dejas tras de ti, aunque sea por minutos, te darás cuenta de que es así.

“Iluminarse” no es otra cosa que proyectar luz, literalmente, y la manera de hacerlo es vibrando. ¿No somos energía?… pues entonces ya tenemos lo imprescindible, no necesitamos petróleo ni nada externo…. ¡¡¡Somos maravillosas bombillas en potencia!!! Por eso cuando leo todos esos textos tan místicos y desconectados de la vida diaria mi cabeza niega de un lado a otro con cierta desesperación. Yo soy más de iluminarme cada día, aunque sea a ratitos, sintiendo mi corazón. Solo hay que ocuparse de tenerlo limpio (sanándolo y manteniéndolo en ese estado), porque el corazón es como un interruptor que al activarse provoca una corriente eléctrica que circula por todo tu cuerpo conectando cada uno de tus chacras. ¡¡Somos toda una central de energía libre!!. Tú puedes, iluminar la mañana con un saludo y una “radiante” sonrisa, “hacer saltar chispas” con un te quiero, “templar” la atmosfera con un abrazo, un gracias o un lo siento…, ocupándote de sentir desde la piel cada emoción, cada gesto, cada acción. Intenta rodearte de aquellas pequeñas cosas que te hacen vibrar, como la música, la lectura, el contacto con la naturaleza, determinadas personas…..Para eso tienes que prestar atención a lo que te rodea y realizar un filtro, cambiar, cerrar, abrir, soltar, sustituir. No cabe duda que para vibrar más alto hay que realizar un cierto trabajo, pero podrás hacerlo si realmente lo eliges. En todos esos pequeños y maravillosos momentos, se produce una vibración interna totalmente física (registrable), si no la limitas con pensamientos represivos, superas el vértigo que produce, y te abres a sentirla….., asciende, asciende y asciende hasta llevarte al infinito, a esa otra dimensión más elevada. Sientes que el corazón y todo tu cuerpo va a explotar, pierdes el sentido de la gravedad, todo es ligero, parece que puedas volar……, y sientes que irradias. PLENITUD es la palabra, luz expandida.

Porque…., el Amor sincero que hay dentro de ti, el incondicional, ese que puede comprender y amar también las sombras, es Luz, y cuando nuestro corazón lo siente en lo más profundo del alma, nos ILUMINAMOS.

AMA, no pierdas el tiempo en resentimientos absurdos, ni en juicios y críticas…Ufff…¡Qué, horror!

HAZLE EL AMOR a la Vida, todo lo que puedas en todos los sentidos…. VIBRA…….., y para cuando quieras darte cuenta estarás dando saltitos entre esta y la dimensión de más arriba, la siguiente. Nada que ver con la anterior, infinitamente mejor, infinitamente más placentera. Aquí, en la Tierra.