Me declaro humanamente cansada

Y no creo que sea uno de los síntomas del despertar. Estoy cansada, verdaderamente cansada de escuchar las bondades de esta sociedad avanzada mientras se sigue permitiendo que más y más seres humanos mueran de hambre cada día. Los ciclos se cumplen uno trás otro y lo verdaderamente importante no cambia, todo sigue igual excepto la forma de nombrar lo mismo. Nos dirigen con las palabras porque no analizamos los contenidos. El control mental existe, pero como ese concepto no nos gusta, en vez de investigar que datos hay para afirmarlo, preferimos quedarnos con el mensaje contrario “vivimos en una sociedad libre”. Es más cómodo, no molesta, da igual cual de ellas sea la verdadera. Pero si lo averigüas, casi todos callan, porque tu reputación está por encima del bien común.

Por eso estoy cansada, cansada de recibir correos con presentaciones donde se habla del Amor incondicional, donde nuestra conciencia, que no consciencia (importante diferencia), se queda tan ancha. Si puedo elegir, a estas alturas ya prefiero recibir información de Tierra, una foto tuya dando un abrazo por ejemplo, más sencillo pero más auténtico porque es tuyo y no es teoría, es acción. Me salen los pasteles por las orejas.

Y sigo….. cansada de las guerras que se hacen por la paz, de que la protección consista en armarse hasta los dientes, de que familias enteras con niños se quede sin techo mientras miles de edificios se deterioran vacios, de las necesidades innecesarias, de la manipulación, de la incapacidad para el análisis, del miedo….. pero sobre todo, del estres sin acción ni dirección, de la rabía contenida, del falso perdón, de la pasividad.

Cansada de ver de lo que se es capaz de hacer en nombre de ese supuesto “estado de bienestar” para solo una cuarta parte del planeta, ese también supuesto progreso que mata a más personas que salva, mientras contamina el alimento, el agua, y el cielo de mis hijos, ese que nos separa del Sol con más humo, gases, y nubes artificiales llenas de tóxicos con las que siembran el azul de cada mañana.

Estoy cansada porque cuanto más se expande mi chakra Corazón más me duelen las lágrimas ajenas. Porque amo y siento el dolor humano infinitamente, y lo trasmuto elevando mi vibración todo lo que sé y puedo, ayudando a la madre Tierra a elevar la suya, pero precisamente es ese mismo Amor con mayúsculas el que no me permite aislarme y separarme del sufrimiento de los que considero iguales, no puedo meditar más que lo justo porque cuando lo hago, es el dictado de mi corazón el que me mueve las pies y las manos, el que impide que me calle, precisamente es él, el que me empuja a levantarme. Cagarme en todo lo que se menea ante la injusticia social, me sale de lo más profundo del corazón.

Estoy cansada de ver la facilidad con la que se nos manipula, porque a pesar de que se repita la misma estrategia psicológica de libro, solo hay que cambiar las palabras, confundir los conceptos y listo funcionando en el mercado. La desinformación generalizada es un grave problema. Un par de ejemplos importantes de los muchos que existen en la misma línea; dejo solo dos a modo de muestra, porque se trata de que cada uno tamice con su propio filtro:

La rebeldía se ha tipificado en medicina como enfermedad, igualmente la hiperactividad, disfunciones de todo tipo, de atención, trastorno bipolar…..todas enfocadas a enmarcar y limitar la acción. La consecuencia más directa es que suceptibles de fármacos sedantes.

Eliminación del Ego, así tal cual, indiscriminadamente. Pues amigos míos, en el Ego está tu sombra pero también tu luz porque es ni más ni menos que algo tan complejo como tu identidad, pero además, y escucha bien lo que te digo, en el Ego reside tu fuerza de voluntad y tus defensas. Es esa potente fuerza que te levanta, que hace que te muevas. Reprime por las buenas sin distinción entre lo sano y lo herido, entre mecanismos de defensa constructivos y destructivos, y después de un tiempo verás que pasa. ¿Anulado?

Adivina que intereses hay detrás de determinados mensajes, y lo peor es que ha llegado a la mayoría con la desinfomación que se pretendía. Porque los que manejan el cotarro tienen medida la edad emocional de la media de la población que es de aproximadamente 6 años, donde esta forma de pensamiento generalista y extremista es característico. Como bien decía no recuerdo bien, emocionalmente estamos en pañales.

A la postre, por unas indicaciones o por otras, seguimos sin poder manifestar lo que realmente sentimos o pensamos, seguimos con el miedo a no ser aceptados por el problema de siempre, la autoestima, porque ahora lo “politicamente correcto” es lo “espiritualmente correcto”,  y ¡Dios te libre de determinados sentimientos! porque si no los consigues resolver o al menos reprimir, la ley de la atracción y del positivismo caerán sobre ti. Evidentemente esto no ocurre en todos los ambientes, pero lo más preocupante es que está siendo una clara tendencia en auge, que simplemente sustituye los juicios de la vieja estructura por otros aún más peligrosos.

Según la nueva tendencia, saltar, revolverse o rebelarse no es evolucionado, y así nos va, porque si observáis lo que finalmente se consigue es el mismo mensaje, pase lo que pase “estate quieto”, ya sea sentado delante del televisor, en posición de loto o colgado de un pino, eso no es lo importante, lo importante es que hagas lo que hagas trabajes hasta la extenuación, no dejes de consumir y te mantengas emocionalmente controlado. Y ahora ¿se os ocurre la respuesta a esa pregunta que tantos nos hacemos de que le pasa a la gente que por más que la pisotean no dice ni muuu?

Estoy cansada del silencio de los que pueden hablar con datos, de los periodistas, de la policía, de los pilotos de aeronaves, de los militares, de los que están al servicio del poder y no de su propia sangre, cansada del positivismo mal entendido que promueve la pasividad ante cualquier tipo de injusticia, porque la tolerancia al sufrimiento colectivo no es humano, no lo disfraces de aceptación porque es miedo, porque el Amor al prójimo es una sustancia que corre por las venas, se manifiesta, se materializa y mueve montañas. Repito, MUEVE MONTAÑAS, pero hay que levantarse a empujar, al menos un poquito. No creo que la abolición de la esclavitud, el sufragio universal o los derechos humanos fueran el resultado de las oraciones de las antiguas monjas de clausura, más bien creo que fueron hombres y mujeres que superaron el miedo y no callaron, se remangaron las camisas, salieron de sus cuevas y se arriesgaron a perder lo que tenían en nombre de su Verdad, de su Dios interior. Despertar es abrir los ojos, discernir y actuar en consecuencia , ninguno de nosotros lo hemos hecho con ellos cerrados, más bien, hemos leído, escuchado y vivido la experiencia, ha sido gracias a los que han dicho basta dando la cara , denunciando publicamente o haciendo lo que pensaban, en cualquier caso ACTUANDO de alguna forma. El silencio es el primer paso en el proceso, pero una vez realizada y fortalecida de continúo la conexión con uno mismo, una vez tu corazón empieza a responderte….. actúa, porque, ya sea mirando para otro lado o mirando para adentro, sentados y calladitos seguiremos sin cambiar nada.

He de reconocer que las respuestas mayoritarias a algunas formas de manipulación me sacan una sonrisa, por tiernas y maravillosamente humanas. No encuentro la diferencia entre las expectativas de igualdad, bienestar, justicia y riqueza que crean los politicos y las que crean algunos supuestos iluminados con la salvación en una Tierra ascendida y las fórmulas para atraer lo que ahora se denomina “abundancia”. Bueno sí, a la hora de poner la intención para atraerla, la mayoría puede camuflar dentro del saco unos cuantos billetes de 500 sin que se note, …. jajajajajajaja,  y encima, con el más alto beneplácito espiritual.  ¡¡¡Pues no queda bonito ni naaaa!!!!, me encanta. Digo yo…… a ti, ¿a que te suena abundancia?, porque lleve lo que lleve que añadas al conjunto significa, “mucho más de lo necesario, de sobra”….y realmente ¿quién es el que necesita tener de sobra?, tener…. ¿quiere decir que viene de fuera, no?, entonces.. ¿la espiritualidad donde está?. Yo creo que de sobra solo es necesario cuando se tiene miedo a perder parte. La misma inseguridad, falta de confianza y M-I-E-D-O  de siempre con un disfraz renovado. Pero bonito e ingenioso es, hay que reconocerlo, a mí me gusta.

Pues eso, que yo estoy cansada de elevarme, que no quiero abundancia para mí mientras otros no tengan comida ni techo, mi corazón no me permitiría disfrutarlo, solo quiero la ración justa para todos y cada uno. Quiero ser y colaborar como un ser mortal que soy ante la injusticia. Tampoco necesito un Dios universal que hable por boca de otros y me diga lo que debo pensar, hacer o decir, porque yo tengo el mío dentro de mí, ese que YO SOY,  el único que puede guiarme, y Él hoy por hoy, quiere que esté aquí en mi experiencia humana y con los pies en la Tierra, es el que me levanta cada mañana y el único que podrá ascenderme o hundirme. Nadie vendrá a salvarme salvo yo misma.

Por todo esto estoy agotada de creer y descreer en el soñado avance, porque cuando parece que algo puede cambiar te das cuenta que lo único que ha cambiado es el color del vallado en el que te encuentras mientras ves como la mayoría entran cual enanitos de Blancanieves de nuevo en la trampa. Si no damos el siguiente paso que viene después del pensamiento jamás saldremos de esta ilusión mental. ¡Pues no nos queda ni na, mili y evolución para rato!

Ni que decir tiene que esta es solo mi opinión y ójala me equivoque.