Si te tiene que “zarandear”, lo hace.

Sara

Qué decir de Concha y su trabajo… me ha ayudado tanto en tantas ocasiones en las que estaba taaaan bloqueada que sólo puedo recomendarla una y otra vez a toda persona que me pregunta por algún/a terapeuta. He trabajado con ella en sesión individual y también grupal en el trabajo con la niña interior. De ambas experiencias, he sacado grandes aprendizajes, gran auto conocimiento a pesar de que éste muchas veces no fuera de mi agrado: autoengaños, auto boicoteos, cómo pillar al ego in fraganti, lo cual a día de hoy, me sigue costando, pero es algo que aprendí con Concha.
Pero sobre todo, si algo puedo decir de ella, es que además de darte todo su amor, comprensión y sostenimiento en terapia, es que no es una terapeuta condescendiente, si te tiene que zarandear, lo hace, aunque eso implique que te cabrees (luego te das cuenta de que con quien te enfadas no es más que contigo misma). Ese ponerse en su sitio y no regalarte el oído, es junto con todo lo dicho anteriormente, lo que define a una profesional.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola